La sentencia del Tribunal Supremo de 3 de octubre de 2018 (sentencia 1462/2018) fija como doctrina legal que “Las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”.
La Dirección General de Tributos interpreta que esta doctrina es igualmente aplicable a las prestaciones por paternidad percibidas de la Seguridad Social.

El artículo 32 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, aprobado por el Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, y el artículo 37 del Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido, aprobado por el Real Decreto 1624/1992, de 29 de diciembre, establecen que el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido se aplicarán a las actividades que determine el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, en la actualidad, Ministra de Hacienda. Por tanto, la presente Orden tiene por objeto dar cumplimiento para el ejercicio 2019 a los mandatos contenidos en los mencionados preceptos reglamentarios.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado este jueves que los beneficiarios del permiso de paternidad podrán reclamar al igual que las madres la devolución del IRPF. Montero ha asegurado que con toda probabilidad la semana próxima estarán en disposición de presentar la herramienta de la Agencia Tributaria para que todo aquel que en los últimos cuatro años haya tributado por la prestación por maternidad y paternidad pueda solicitar la devolución.

La existencia de un mercado de servicios de pago adecuado constituye un requisito básico en la construcción de un mercado único eficiente dentro de la Unión Europea. Para ello, la regulación de los servicios de pago ha de promover, en particular, un entorno que propicie el desarrollo ágil de las transacciones de pago, unas reglas comunes respecto a su operatividad, un abanico suficientemente amplio de opciones de pago para los usuarios y unas normas de protección efectiva a los usuarios de servicios de pago.

La Agencia Tributaria (AEAT) ya tiene todo preparado para empezar a devolver a los contribuyentes las cantidades de IRPF retenidas en la prestación pública de maternidad y paternidad durante los años 2014, 2015, 2016 y 2017.La Seguridad Social le ha trasladado un listado con nombres y apellidos de todos los potenciales beneficiarios y Hacienda ya ha reservado una partida presupuestaria de 1.200 millones de euros para satisfacer las reclamaciones que prevé activar este mes de diciembre, cuando lanzará un potente sistema para gestionar las devoluciones acompañado de una campaña de comunicación de máxima difusión.

La Agencia Tributaria (Aeat) ha establecido que la próxima campaña de declaraciones informativas 2018 -a presentar a partir del 1 de enero de 2019- implicará una modificación sustancial en la parte técnica de remisión de la información. Según la Aeat, se va a sustituir el sistema actual de TGVI - que consiste en la presentación de grandes volúmenes de información con validación en un momento posterior- por el nuevo TGVI online, que supone la presentación de la información con validación previa de la misma.

La recta final del año es la época idónea para sacar provecho de las posibilidades que ofrece la normativa del IRPF y abaratar la próxima declaración de la renta. De hecho, los contribuyentes que aprovechen este mes que queda de ejercicio para beneficiarse de algunas ventajas fiscales podrían ahorrar de media hasta un máximo de 4.600 euros de la factura que deberán pagar en el segundo semestre de 2019.

El Ejecutivo se ha propuesto poner patas arriba la legislación laboral y deshacer el camino andado por el anterior Gobierno. El Ministerio de Trabajo sigue negociando con los agentes sociales cambios normativos que persiguen descafeinar la reforma del mercado de trabajo, entre ellos volver a introducir cláusulas en la negociación colectiva que obliguen a la jubilación forzosa por edad.