Aunque el Ministerio de Trabajo cuantifica en un 2% los trabajadores afectados por ERTEs que no han cobrado la prestación, el Servicio Público de Empleo (Sepe) ha habilitado un buzón a través de la dirección de correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para dar respuesta a la avalancha de quejas de las personas que o no han cobrado todavía o han cobrado menos de lo que le correspondía.

Las empresas que se encuentren en esta situación o los asesores y gestores que estén autorizados para representarlas, habrán de tramitar estas reincorporaciones al trabajo y finalizaciones de ERTEs, básicamente ante los dos Órganos a que nos habíamos dirigido para su formalización: Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS). 

Hemos recuperado trabajadores de un ERTE, la duda que se nos plantea a todos es cómo y a quién tenemos que comunicar los trabajadores afectados. Reincidimos nuevamente en recordar los pasos que nuestra empresa debe dar cuando reinicia su actividad durante este mes de mayo de 2020; Seguridad Social, SEPE y Autoridad Laboral son nuestras obligaciones.

El Gobierno ha anulado la suspensión de las obras en viviendas habitadas que se decretó el 12 de abril para evitar el riesgo de contagio por COVID-19 en edificios residenciales habitados. Desde este lunes e independientemente de la fase en la que se encuentre el territorio, podrán reanudarse las reformas, eso sí, garantizando las medidas de higiene y la distancia social de dos metros interpersonal.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, podría derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral por Real Decreto-Ley antes de concluir el estado de alarma. Sin embargo, los especialistas en Derecho Laboral señalan aspectos que limitan la reforma.

La justicia avala el cese disciplinario si el empleado no justifica su ausencia aunque la empresa le llame antes de tiempo.

Con efectos a partir del 1-1-2020, se aprueba una nueva Orden por la que se regula la llevanza de los libros registros en el IRPF. Como novedades, destaca la obligación de consignar el NIF de la contraparte de la operación en las anotaciones en los libros registros de ventas e ingresos y de compras y gastos; así como la compatibilidad de estos libros como libro fiscal de los impuestos que así lo prevean y, en particular, del IVA, siempre que se efectúen las adiciones necesarias.